expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

jueves, 19 de marzo de 2015

Reseña: Los tres mosqueteros de Alexandre Dumas

La novela cuenta las aventuras de un Gascon de 18 años, llamado d'Artagnan, quien se va a París. Allí conoce a Athos, Porthos y Aramis con quienes establece amistad. Los tres hombres son mosqueteros del rey Luis XIII.
Entre los cuatro amigos van a oponerse al Cardenal Richelieu y sus agentes, entre ellos la bella y misteriosa Milady de Winter, para salvar el honor de la reina de Francia Ana de Asturias. Los Tres Mosqueteros es el ejemplo claro de las novelas de capa y espada.






 1. Los tres mosqueteros
2. Veinte años después
3.  El Vizconde de Bragelonne



Llevaba mucho tiempo queriendo leerme este libro, más concretamente desde que vi "El hombre de la máscara de hierro" comenzó a picarme la curiosidad sobre los tres mosqueteros. Y la verdad es que no me ha defraudado.

Lo peor es que el libro se me ha hecho demasiado largo, pues como estamos en época de exámenes lo he leído muy despacio (¡No encontraba tiempo por ningún lado!), así que se me ha hecho muy cuesta arriba. También es verdad que no me ha enganchado mucho, lo que quizás no me motivara tanto para leer.

El estilo es muy ligero, va directo a la acción, lo cual está muy bien para los enfrentamientos, las batallas y los viajes rápidos, pero cojea un poco en las descripciones, a pesar de que no hay demasiadas. En algunos momentos se me hacía hasta pesado, ya que hay largas extensiones de páginas donde no pasa nada demasiado relevante o interesante. Ya podría habérselo ahorrado y pasar directamente a la acción. Aún así, en estas partes hay ciertos momentos muy divertidos, especialmente relacionados con Porthos, que parece que es el personaje con el que más se ensaña el autor.

Los personajes están muy bien hechos, si bien no ha llegado a enamorarme especialmente ninguno. Todos están muy definidos, y no parece haber personajes que "están por estar" como ocurre en otros libros. Aquí cada uno tiene su papel y lo cumple. Bien cumplido, sí señor. Al principio se nota una diferencia abismal entre aquellos que sirven al Rey y aquellos que sirven al cardenal. Si bien los primero, con el señor de Tréville a la cabeza, se caracterizan por honorables, y buenos caballeros, los segundos son todo lo contrario: son los que buscan pelea a todas horas con los mosqueteros del Rey, todo sea dicho de paso, para ser apaleados. El cardenal Richelieu es un malo malísimo y todos  sus esbirros lo son, mientras que los mosqueteros de Tréville son grandes gentileshombres en todo momento. Si bien al final del libro todo se diluye un poco y se ve que los del cardenal no son tan malos, excepto un personaje, que no evoluciona demasiado.
Los protagonistas son los mejor definidos de todos, faltaría más. Cada uno de los personajes tiene una personalidad claramente definida, así como una forma de hablar. Eso sí, el pobre D'Artagnan hay veces en las que se comporta como un verdadero estúpido, pero hay que tener en cuenta que el comportamiento de esta época es muy distinto a la de la época de Los tres mosqueteros, por lo que en algunos de estos momentos no es un estúpido, es alguien que actúa según un estricto código del honor. 

El final no ha estado mal, pero tampoco ha sido apoteósico, de esos que se quedan. Parece más que un "Adiós" un "Hasta la próxima novela".

En resumen:

Lo mejor: Los personajes
Lo peor: La gran frontera entre los "buenos" y los "malos"

Puntuación:

No hay comentarios:

Publicar un comentario