expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

viernes, 29 de mayo de 2015

Reseña: El ciclo de la Luna Roja I: La cosecha de Samheim, de José Antonio Cotrina

Comienza la cuenta atrás para el regreso de la Luna Roja.
Doce jóvenes muy especiales han sido “captados” para sobrevivir en la ciudad de Rocavarancolia hasta ese momento crítico.
¿Qué pasará cuando surja la Luna Roja?





Esta fue también una lectura inesperada. Ya me había picado el gusanillo por José Antonio Cotrina, (gracias a la booktuber Martitara) pero no tenía pensado comprar un libro suyo tan pronto. No me arrepiento de la compra inesperada, desde luego, no desperdicié el dinero.

Algo que enseguida me llamó la atención de este autor es su capacidad de describir lo feo, lo deforme. Normalmente en los libros, incluso en los de fantasía, no se describen personajes o lugares particularmente extravagantes. Sí, aparecen seres mágicos y tal, pero siempre suelen ser en plan bonito. Las hadas casi siempre hermosas; los dragones, majestuosos; los caballeros, apuestos; las viejas, con aire de sabiduría, y así podríamos seguir. Aquí no. Es cierto que a veces aparecen personajes y escenas bonitas, pero en general son todos feos, deformes, raros, extravagantes... Exceptuando, por supuesto, a los niños, que vienen de la Tierra.
Y estos tampoco son del todo normales. Mucho se está hablando de la necesidad de incluir personajes LGBT en los libros, pero también, y esto me parece más importante, deberían preocuparse por meter personajes de cuerpos imperfectos, especialmente en la literatura juvenil. Es cierto que la mayoría de los niños son delgados y atléticos, pero muchas veces centra más la atención en el protagonista, al que otro niño llama "gordito", y no creo que sea por nada. Hay otros personajes que no siguen precisamente el ideal de belleza, y son muchas veces más majos que los que sí lo siguen.

La historia me ha parecido original hasta cierto punto. En cierto modo, aunque no me lo haya leído, me recuerda a la de El señor  de las moscas, de William Golding (pero me lo leeré, lo prometo), libro que mencionan varias veces a lo largo de la trama . Pero le ha sabido dar un toque oscuro de fantasía que, como ya he dicho, no se ve muy a menudo en la literatura juvenil. El final es de esos que dejan con ganas de saber más, y es una pena, porque no sé cuándo podré conseguir el siguiente libro. Otro punto a favor (no sé si será un spoiler, así que si realmente no quieres saber nada de nada no leas esto) es que ha conseguido hacerme llorar por la muerte de un personaje que odiaba. Yo no suelo llorar con libros, y esto me parece un acto de crueldad suprema.

Los personajes yo los dividiría en dos grupos: los "nativos" de Rocavarancolia (adoro ese nombre) y los niños protagonistas.
Los habitantes de Rocavarancolia me han encantado. Se nota que se ha esmerado mucho caracterizándolos y dándoles personalidades y rasgos extravagantes. Se diferencian muy bien entre ellos, y lo mejor es que se alejan mucho de los tópicos. Son muy, muy originales.
Ahora bien, las personalidades de los niños no me han gustado tanto. No se diferencian tan bien, y algunos no parecen demasiado creíbles. Muchos de ellos son bastante planos. Por una parte es comprensible, porque tampoco pasan allí tanto tiempo como para cambia sustancialmente, pero aún así, me esperaba un poco más. 
Merece especial mención el protagonista. Puede que su cuerpo no sea perfecto y que sus habilidades físicas dejan mucho que desear, pero moralmente parece un personaje perfecto. Me cae bien como persona, pero como personaje la verdad es que podría dar más de sí. Espero que en las siguientes entregas de la trilogía mejore en este aspecto.

Resumiendo:
Lo mejor: La extravagancia de personajes y escenarios, tan poco común.
Lo peor: Se echa de menos algo de caracterización en los personajes.


Nota:

sábado, 16 de mayo de 2015

Reseña: La Princesa Prometida, de William Goldman

La bella Buttercup jura amor eterno a Westley, que parte en busca de fortuna y es asesinado por unos piratas. La doncella, obligada, se promete al príncipe Humperdinck de Florin, un bellaco al que sólo le interesa la caza.Esta obra reúne todos los elementos clásicos de los grandes relatos ambientados en un mundo de fantasía medieval, imprimiéndoles su fino sentido del humor. Sus personajes representan a todos los héroes y villanos de nuestros cuentos de infancia para rendir homenaje a la novela de aventuras.Nota: Leído en inglés







No tenía pensado comprar este libro. Llevaba mucho, mucho tiempo queriendo leerlo, pero lo de comprarlo fue un impulso repentino e inexplicable. Estaba en la sección de libros en inglés de la Casa del Libro de Gran Vía cuando lo encontré... y no pude resistirme. Matadme, pero nunca he visto la película completa, solo he llegado a la mitad (no es culpa mía, la empezamos a ver este año en Lengua, pero de repente un buen día la profesora cambió de idea, lo que fue un alivio, ya que la veíamos por Internet y el Internet de los institutos es malo por definición); así que no tenía ni idea de cómo sería la historia. Había leído varias reseñas y tal, pero nada me había preparado de verdad, y yo tampoco sabía muy bien qué esperar. 

La novela en sí me ha encantado. Es simplemente adorable, y me arrepiento de no haberla leído antes. Cómo la habría disfrutado siendo más pequeña. Es como una historia dentro de otra historia, lo que me ha parecido muy gracioso. Está, por una parte, el relato propiamente dicho de La princesa prometida, y por otro lado, otro relato que cuenta como el escritor escuchaba a su padre leer la historia de pequeño, escrita por un supuesto Morgerstern, y cómo decidió transcribirlo. La propuesta en sí resulta interesante, pero el comienzo, se me hizo muy cargante. No paraba de contar datos de su "vida" que no parecían importar para nada. Yo ya estaba hasta las narices, tras tragarme todos los prólogos de la edición del 30 y el 25 aniversario, que también venían incluidos en la edición, y cuando finalmente empecé lo que es el libro y me encontré con otro de esos prólogos casi me dio algo. Después, ya a lo largo del relato real vuelve a hacer intervenciones, pero son más cortas y concisas, mucho más entretenidas de leer, y numerosas veces me arrancaron hasta carcajadas.

Ahora sí, hablemos de La princesa prometida. Los personajes me han encantado. Son casi completamente planos, pero en muchas novelas de fantasía  enfocadas para niños pasa igual. Además, siempre se tiene la sensación que la historia no se toma en serio a sí misma. No es un libro para adultos. No es un libro que aspire a grandes cosas. y eso lo hace grande. Siempre parece que los personajes redondos están mejor construidos que los planos, pero no se puede negar que los primeros tienen su encanto. Igual que las historias de amor verdadero, venganzas que siempre se cumplen y aventuras sin fin. Lo gracioso es que la protagonista, Buttercup, es tonta, pero tonta, y no se molestan en disimularlo. Todos los personajes la aceptan como tonta a pesar de sus esfuerzos por disimularlo, e incluso el narrador. Eso no se ve muy a menudo (acordémonos de la inteligencia suprema de Bella Swan en Crepúsculo). Mi personaje favorito, sin duda, Iñigo Montoya. No sé por qué me ha gustado tanto, pero es así, que nadie me pida que lo explique, porque no sabría.

Ahora, al terminar el relato, con un final que me ha parecido genial, por inesperado, me encontré con que seguía en una especie de secuela que se llamaba El bebé de Buttercup. Así, volvió a aparecer otra parte larguísima en la que nuestro amigo Goldman volvía a contar (todo ficticio, claro), como afrontó el éxito de la novela, cómo encontró la continuación, etc. Yo ya no podía más y me la salté, y fui a leer ya en sí El bebé de Buttercup y dejare de tonterías. Y no me gustó nada. No lo terminé, de hecho. Con lo bien que había quedado La princesa prometida, hacer una continuación es simplemente ¡inconcebible! Y más con lo alto que dejó el listón. Esa secuela me pareció horrenda, la historia había perdido el interés, y los personajes, y  el estilo de escritura se volvió pobre, casi de un escritor novato. A lo mejor me he perdido una joya, pero no iba a permitir que eso arruinara mi opinión sobre el libro en conjunto.

Resumiendo:

Lo mejor: La historia es encantadora
Lo peor: Las aburridísimas introducciones, que aunque sean ficticias no dejan de aburrir a las ovejas

Nota:

viernes, 8 de mayo de 2015

Book Tag: Memorias de Idhún

Este es un tag creado por la booktuber World of Stars, que me llamó mucho la atención y decidí hacerlo yo también. Consiste en elegir libros con características similares a las de los protagonistas de la trilogía Memorias de Idhún, de Laura Gallego. Así pues, sin más dilación, empecemos:

Victoria
Libro que te emocionó o conmovió



Para esta categoría elegiré el Diario, de Ana Frank. No suelo emocionarme demasiado con los libros, básicamente porque los libros romanticones y emotivos tiendo a evitarlos todo lo que puedo. Pero es cierto que sí que me emociono con otros libros cuyo propósito principal puede no ser este. En este caso, aunque no lloré tanto como en otros, si llegué a sentir un apego "especial" hacia Ana, por lo que el final, cuando ya cuentan como murieron ella y sus familiares en el campo de concentración,  se me hizo muy duro


Jack
Libro que te cautivó, pero que tenga su punto de "fuego"



Jack es un personaje que a mí, a ratos, me ponía de los nervios, pero otras veces era tan adorable que daban ganas de abrazarle fuerte. Así que para esta categoría cogeré Los Juegos del Hambre, se Suzanne Collins. Es una saga que me gustó mucho, pero en algunas ocasiones me daban ganas de empezar a pegarles voces a todos. Y la historia de amor (los que lo hayáis leído sabréis de lo que hablo) me parece que se resuelve de la peor manera posible. Ahí lo dejo.


Kirtash
Libro en cuyas garras te da miedo caer



Llevo un tiempo pensando leer It, de Stephen King. Ya he leído varios títulos (dos) de este autor, aunque ninguno de los dos es realmente de terror. El tema es que nunca he leído una novela de terror, así que me da bastante miedito cogerlo, así, sin experiencia ni nada. Por tanto supongo que empezaré con libros no tan fuertes hasta poder enfrentarme a este.


Shail
Libro que siempre está ahí para ti



Como no, Las Crónicas de Narnia, de CS Lewis. Fueron mis primeros libros en serio, y me los leí cuando tenía siete u ocho años. Ya no sé cuántas veces me los he leído, pero se cuentan por cientos. Además, siendo Shail uno de mis primeros amores platónicos literarios creo que esta saga aquí también encaja bastante bien.


Alsan
Libro que te empezó gustando pero al final acabó en un "no tanto"



La verdad es que Alsan no me gustó nunca, le tengo una especie de aversión instintiva. Pero como entiendo que puede haber muchas fans del personaje que me molerán a palos si pongo un libro que no me gusta nada (además de las fans del correspondiente libro) pondré El fantasma de la Ópera, de Gaston Leroux. Fue un libro que en general me gustó, pero tirando al final me empezaron a hartar un poco los personajes, en especial los protagonistas, porque no parecían ser coherentes consigo mismos.

Ashran el Nigromante
Libro con el plot-twist que más te gusta



Hace poco leí Diez negritos de Agatha Christie, mi primer libro de la autora. Y al ver el final pensé "esta mujer es un genio". Claro, luego llegó el Asesinato en el Orient-Exprés y Diez negritos dejó de ser mi plot-twist favorito. Y lo mejor es que cuando se descubre el porqué de todo, da la sensación de que todo encaja y que no podría ser de otra manera.