expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

sábado, 13 de junio de 2015

Reseña: Príncipes de Irlanda, de Edward Rutherfurd

Príncipes de Irlanda es un retrato inmejorable de la historia del país: desde la llegada de san Patricio a la isla pagana de Irlanda, la resistencia a la cristianización o el enfrentamiento con los vikingos, hasta los conflictos entre los príncipes de Irlanda y los reyes de Inglaterra. Edward Rutherfurd nos enseña que para comprender la vida de un país es necesario conocer su historia; esa es la oportunidad que brinda esta novela a través de historias ficticias y personajes inventados. Un viaje imaginario a través de los siglos, con parada en los hechos más significativos del devenir de Irlanda, que se engarzan perfectamente a la ficción y que arribará, en este primer volumen de los dos concebidos por Rutherfurd, hasta el siglo XVI.

1. Príncipes de Irlanda
2. Rebeldes de Irlanda






Me encontré este libro y su continuación en la Fnac. Ya había oído hablar de Edward Rutherfurd, pero nunca me había animado a leer nada suyo. Mas de repente vi este libro. Me encanta Irlanda, he estado allí dos veces, y este verano iré una tercera, así que estoy que me subo por las paredes de la emoción. Como de historia de Irlanda sabía francamente poco decidí leérmelos para al menos tener pinceladas de los acontecimientos más importantes.



La novela se estructura en diversas historias que ocurren en distintas épocas, cuyo único punto en común es que se trata de los descendientes de las mismas familias. No son solo de una familia, sino de varias que se van entrelazando. Esto no está mal para representar la historia de un país, de hecho me ha gustado. Pero debido a los frecuentes saltos temporales y a la gran cantidad de familias que hay al final, en ocasiones se hacía confuso. Había demasiados personajes, demasiadas familias, y a veces no sabía quién era hijo de quién. Suerte que al principio había una doble página con un árbol genealógico, que realmente me ha facilitado mucho las cosas. 



Los personajes me han gustado mucho, aunque a veces eran muy parecidos entre ellos. Aún así, cada uno tenía su propio toque personal que le hacía, al menos sutilmente, diferente del resto. Sus sentimientos también me parece que están muy bien reflejados, aunque en algunos casos parezcan un poco exagerados. En general me ha resultado fácil empatizar con ellos, y eso es difícil, porque no siempre están el tiempo suficiente. Los mejores han sido los primeros, los celtas. Eran los que mejor construidos estaban, y los que tenían una historia más compleja. A partir de ahí, estaban más desdibujados y servían más para mostrar eventos históricos que para otra cosa.


La ambientación al principio era genial. Conseguía que uno entrara de lleno en el mundo celta, y la historia parecía casi mágica. Sin embargo, a medida que avanza la historia va empeorando, y en el Renacimiento me resultaba muy difícil imaginarme los escenarios. Lo mismo ocurre con el estilo de escritura. Aún así, en ningún momento llega a ser malo, simplemente un poco más soso.

Ya que tengo el segundo por casa, espero poder empezarlo pronto.

Resumen:

Lo mejor: Consigue que aprendamos datos históricos irlandeses de forma más amena que con un libro de Historia pura y dura.
Lo peor: Hacia el final los personajes y escenarios quedan un poco desdibujados

Nota: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario