expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

martes, 28 de julio de 2015

Reseña: Historias de la Tierra Incontable: Círculo Segundo: Viaje a la profundidad, de Házael González

La Reina de los Hombres comienza a desplegar sus ejércitos sobre Nayrda, la Tierra Incontable, con la intención de exterminar a todos los seres mágicos que la habitan, y su primer objetivo son las sirenas, enemistadas con los humanos desde el principio de su existencia. Aidarsarán, el añorado y perdido amor de Zaleha, y Zahel, otro de los Nayl, deciden ayudar a las casas sireneas a unirse de nuevo para combatir la amenaza que se cierne sobre ellas, y su viaje los conducirá al misterioso Palacio de las Noventa y Nueve Fronteras y al inhóspito Gran Océano de Hielo, en el lejano sur, donde habitan las enigmáticas Sirenas Negras.

Mientras tanto, Zaleha navega hasta las costas del oeste en compañía del grupo de humanos con el que zarpó desde Tempélinon, y allí, el destino volverá a reunirla con los elfos y con los poderosos Dragones Cálidos, que habitan en el corazón de los Montes Erales, hasta que comprenda que debe superar una difícil prueba para recuperar un valioso objeto del que se deshizo en el pasado, y que ahora necesita para defender la Tierra Incontable de la guerra que se avecina.

2. Círculo segundo: Viaje a la profundidad
3. Círculo tercero: La música del mundo

Este libro me lo compré en la Feria del Libro de Madrid el año pasado. Ya habían sacado el tercero pero aún no me había leído este, cosa que no hice hasta hace bien poco porque quería reseñar la primera parte y no la encontraba en ningún sitio. 

Ya que estaba, me lo firmó también.

En esta segunda parte hay más de todo: más acción, más personajes, más preocupaciones, más criaturas fantásticas, más batallas. Más, en fin, de todo lo que tiene una novela de fantasía normal. Y por una parte está bien, pero por otra... Toda la magia que tenía la primera parte precisamente por no tener todo eso se diluye un poco.

El punto fuerte es el amplio número de criaturas mágicas y, sobre todo, el nuevo enfoque que les da. Tomemos como ejemplo a las sirenas. Tienen cuatro casas reales, y las cuatro son distintas entre sí. No voy a desvelarlas todas porque es algo que deberíais explorar por vosotros mismos, pero es alucinante como, dentro de una misma raza, ha conseguido crear distintas culturas diferenciadas entre sí, cuando normalmente en la fantasía cada raza tiene una cultura unificada. También es muy interesante la vuelta de tuerca que les ha dado a los elfos, (seguro que en Historias élficas hay aún más, pero para leer ese antes tendré que leer el círculo tercero). También los Emperadores (no es spoiler, que salen en la portada) y los Dragones quedaron geniales, aunque no llegó un grado de profundidad tan grande como el de las sirenas. También me ha gustado que no son razas que desequilibren la balanza y que sean infinitamente mejores que los humanos (a excepción de los dragones, vale, pero esos están a otro nivel), y que son simplemente distintos, pero ni siquiera los Nayl son tan todopoderosos. En otros libros las razas mágicas suelen ser mucho más poderosas que los humanos, lo que a veces aburre.

Los personajes, a pesar de ser bastantes más, no pierden su definición, lo que aprecio mucho. Es significativo, sin embargo, que los que más evolucionan a lo largo del relato no son los personajes principales (Zaleha, Zahel y Aidarsarán), sino una pareja de personajes secundarios. Y la evolución no parece forzada, aunque hay un par de puntos en los que cambian mucho en poco tiempo. Todos los personajes tienen su importancia y su personalidad, aunque aparezca muy poco. Es cierto que no llegan a tener personalidades tan complejas como las de los que aparecen más, pero hay que tener en cuenta que también aparecen bastante menos. 

El estilo está muy cuidado, y lleno de imágenes poéticas en algunas partes. Tampoco cambia tanto con respecto al anterior, aunque se me sigue antojando como de alguien que no lleva escribiendo tanto tiempo. A lo mejor es simplemente porque yo escribo de forma parecida (no con tanta imaginación, no con tanta poesía, pero a grandes rasgos muy grandes es remotamente parecido).

Lo que no me ha gustado, y esto es más subjetivo, es que no tiene tanta "magia" como el primero. No me ha atrapado igual. En algunas partes se me ha hecho pesado, pero no entiendo exactamente por qué. También estoy profundamente intrigada acerca de cómo terminarán los círculos, y cómo será la forma del siguiente, pues cada uno es distinto, por lo que, a pesar de todo me ha gustado mucho.

Y de aquí viene lo que menos me ha gustado, con diferencia. ¿Dónde están las ilustraciones al comienzo de cada capítulo? Vale que eran muchos, pero al menos una por bloque se echaba en falta. Me quedaba durante minutos enteros mirando las ilustraciones del primero y en este solo había una. Pero entiendo que eso no es cosa del autor, así que no cuenta, ¿o sí?

Conclusión:
Lo mejor: Las razas y sus culturas, su vuelta de tuerca.
Lo peor: A veces era un poco pesado

Nota: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario