expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

sábado, 19 de septiembre de 2015

Reseña: Seraphina, de Rachel Hartman

Todo el mundo sabe que cualquier dragón que se precie puede aspirar a ser un buen político, profesor o matemático; no como esos absurdos humanos, que prestan tanta atención a sus emociones que acaban olvidando cómo pensar...

En un reino mágico y sombrío en el que humanos y dragones conviven con una paz inestable,Seraphina es una música joven y talentosa (pese a ser humana) que acaba de entrar en el coro de la corte. Allí, las intrigas políticas son el pan de cada día. Poco después de su llegada, una noticia atraviesa los muros de palacio: un miembro de la familia real ha sido asesinado. Inmediatamente, los cimientos de esa fachada de paz se resquebrajan.

Para investigar el crimen, Seraphina se alía con el perspicaz Lucian Kiggs, capitán de la guardia real. Pero todo el mundo tiene secretos, y ella no es una excepción: lo que oculta haría que la condenaran a muerte.

1. Seraphina
2. Shadow Scale (en español en 2016)

Este libro es uno de los regalos de mi cumpleaños. Me lo regaló una amiga que también lo está leyendo, y la verdad es que ya tenía ganas de leerlo. Me parecía un libro muy interesante, así que, como de costumbre, tenía unas expectativas bastante altas.

El mundo me ha llamado la atención. No es tan medieval como los mundos típicos de fantasía, sino, creo yo, es más tirando a renacentista. No está mal, como mundo funciona. El estilo también es muy bueno, a veces casi podía meterme dentro de la novela, aunque también es verdad que eso me resulta más fácil cuando los libros se narran en primera persona.

Me gustaría decir que me ha encantado este libro, que se han cumplido todas mis expectativas. Principalmente porque fue un regalo y me sabe un poco mal dar opiniones negativas de libros que me han comprado con toda la ilusión del mundo. Pero lo cierto es que creo que este libro, sencillamente, no era para mí.

Mi principal problema ha sido la protagonista. Desde el mismo principio me cayó mal. No me parecía un personaje coherente ni humano, simplemente una heroína como tantas otras. No aporta nada, realmente, y, o es demasiado perfecta o tiene demasiados defectos. Son dos caras que la autora no ha sabido juntar bien. También su talento para la música me ha fastidiado bastante. Todos dicen que toca como los ángeles, deja siempre a su público admirado, no comete errores en las interpretaciones, se atreve incluso a improvisar delante de una audiencia, y le sale bien, da incluso clases... Vale, esto no es nuevo (Kvothe en El nombre del viento, de Patrick Rothfuss) pero aquí queda muy poco creíble. Por supuesto que Kvothe tocaba genial, pero eso era porque se pasaba horas y horas cada día practicando. Y a lo largo de la novela Seraphina practica ni una sola vez, de hecho, aprendió a tocar espontáneamente, como si naciera sabiendo música. Por muy buena que fuera su madre, a mí esto me pareció muy poco creíble. Tiene un puesto en la corte, sí, pero tampoco parece hacer nada acorde con él, aparte de dar clases de clave a la princesa y transcribir la música del compositor principal. En los festivales no toca con el resto de músicos, parece que les dirige, pero les abandona a su suerte en cuanto se encuentra con su amado.

La historia va muy, muy lenta. Empieza con una presentación muy larga de su mundo y de la mente de Seraphina, así como de sus circunstancias y sus allegados más cercanos. Se supone que después la trama debería ir más deprisa (¡que han asesinado al príncipe heredero, por el amor de dios!) pero sigue lenta, muy lenta. A nadie parece importarle el hecho de que a lo mejor un dragón ha matado al príncipe. No parece haber en la corte ambiente de guerra inminente. No hay tensión, ni ganas de seguir leyendo. Solo al final se dan cuenta de que puede desencadenar una guerra, y no pequeña, y entonces, de repente, ocurre prácticamente todo a la vez. 

La parte amorosa me ha parecido un poco bastante forzada. Parece como si los personajes estuvieran ya destinados a estar juntos y no necesitaran química ni razones ni nada de lo que les pasa al resto de parejas normales. Simplemente en un momento dicen "estoy enamorado" y ya está. No parece una relación romántica real, ni siquiera parece romántica. Dicen que los personajes se quieren y yo no me lo termino de creer, solo nos queda suponer que, efectivamente, es así, y conformarnos sin pruebas reales de ese amor.

En conclusión, ha sido una lectura que ha pasado sin pena ni gloria. No es un libro malo, pero es una de esas lecturas que podrían haber gustado y al final... meh. Aún así, si os gusta la fantasía y los dragones, y no os importa que la historia tarde en arrancar, a lo mejor lo recomendaría. Tiene muy buenas puntuaciones en Goodreads y en todos los blogs que he visto, así que será cosa mía.

Resumen:
Lo mejor: La originalidad del mundo y del planteamiento
Lo peor: La protagonista no parece muy real

Nota:


No hay comentarios:

Publicar un comentario