expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

sábado, 28 de noviembre de 2015

Reseña: El Reino del Norte, de José Javier Esparza

Oviedo, Anno Domini 842. La reconquista pende de un hilo. Negras amenazas se ciernen sobre el Reino de Asturias. El rey Alfonso II, en su lecho de muerte, ha designado heredero al noble Ramiro. Pero una importante facción de la aristocracia conspira contra el elegido: el magnate Nepociano, viejo disidente, vuelve de su destierro y encabeza un golpe de estado. El emir de Córdoba, Abderramán II, bendice la operación; ignora el moro que bajo sus mismas narices se trama otra conspiración de largo alcance. Mientras tanto, el caballero Hernán de Mena cruza las desiertas soledades de la frontera para encontrar a la castellana Paterna, la mujer que Ramiro ha escogido como esposa. Hablarán los corazones y hablarán las armas.
El Reino del Norte novela un episodio verídico de los inicios de la Reconquista: el golpe palaciego contra Ramiro y la batalla de Cornellana, donde el reino de Asturias se jugó literalmente su destino. En la estela del éxito de El caballero del Jabalí Blanco, Esparza pone de nuevo en movimiento las esperanzas, pasiones, intrigas y ambiciones de los españoles de la alta Edad Media en una trepidante trama que atrapa al lector y le traslada al tiempo en el que todo comenzó.

Desde que leí El Caballero del Jabalí Blanco me estuve muriendo de ganas de leer la continuación. Esta historia tiene lugar cincuenta años después. No es exactamente una segunda parte, se pueden leer de forma independiente, ni siquiera la voz narrativa es la misma. La verdad es que tenía unas expectativas muy altas con respecto a este libro, y me alegra ver que, en su mayoría, se han cumplido.

El estilo del autor simplemente me encanta. Poético cuando tiene que serlo, concreto cuando es preciso, rudo si hace falta... Cambia en función del personaje, de la situación, pero no lo suficiente como para que parezca un autor distinto. La verdad es que el estilo me atrapó completamente, y podría haber contado cualquier tontería, que yo me la habría creído y la habría tomado por maravilla. 

Afortunadamente, la historia es de todo menos una tontería. Ya no es solo una trama, como en el anterior, sino que está compuesta de varias, lo que la hace más compleja. Además, no solo se desarrolla en el Reino de Asturias, sino también en Al-Ándalus, lo que abre las fronteras. Está muy bien construida y, al menos en la primera lectura, no deja cabos sueltos, tramas sin desarrollar o personajes desaprovechados.

La ambientación es genial. Todos los paisajes de Asturias están perfectamente representados, y con las descripciones es muy fácil viajar al siglo IX con solo abrir el libro. Las batallas, los castillos, los monasterios... Son lugares que ha sabido retratar perfectamente y que me he podido imaginar con toda claridad. 

Los personajes son otro de los puntos fuertes. Aunque en general son bastante planos me gusta cómo evolucionan las relaciones entre ellos. Lo que no me ha gustado es que los "buenos", o los del bando de Ramiro, son completamente intachables, y los "malos", o los seguidores de Nepociando, son completamente deleznables y no merecen ningún tipo de piedad o consideración. El mismo Nepociano es alguien completamente malvado y sin escrúpulos, y no parece tener nada de bondad en él, mientras que Ramiro es, aunque un poco rústico, de una bondad y una consideración infinitas. Este aspecto no está tan presente en la trama de Al-Ándalus, donde se muestran más tonos de gris. Por eso esa trama me ha gustado más que la del Norte. 

No todo ha sido bonito y perfecto. A veces la trama iba demasiado lenta, y se pasaban páginas y páginas tratando temas insignificantes para que luego se resuelva todo en un tercer libro. También ha habido veces en las que las repeticiones han sido demasiadas: los ojos del color del mar en invierno no sé cuántas miles de veces han aparecido; y lo mismo con vino en los labios, trigo en el cabello y nieve en la piel. Por las orejas me han salido. 

Conclusión.

Lo mejor: La forma de narrar los acontecimientos me ha cautivado.
Lo peor: Los personajes divididos en buenos sin tacha y malvados sin piedad.

Nota:




No hay comentarios:

Publicar un comentario