expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

sábado, 19 de marzo de 2016

Reseña: Los guerreros de Dios, de Andrzej Sapkowski

Y a esto, diréis, ¿qué pasaba con los guerreros de Dios? ¿Qué pasaba con Praga?
Praga...
Praga apestaba a sangre.

Corre el año de 1427 y los herejes husitas asentados en Praga libran batalla tras batalla contra las tropas de la Iglesia de Roma, venciendo una y otra vez. La rebelión husita es también una revolución social contra el clero y la nobleza, de ahí que los nobles de Silesia, Lausacia y Bohemia intenten destruirlos por todos los medios. La Inquisición tiene sus espías por doquier, como también los tienen el obispo de Wroclaw y sus misteriosos asesinos negros. Para preparar la invasión de Silesia, los líderes husitas resucitan una oscura red de espionaje que saboteará y asesinará en nombre de la causa. La guerra extiende sus alas por el corazón de Europa.
Reinmar de Bielau, llamado Reynevan, joven médico y alquimista que se ha unido a los husitas para vengar a su hermano, contacta en Praga con un círculo oculto de magos y hechiceros que pueden ayudar a salvar a su amigo Sansón Mieles. Al mismo tiempo es reclamado por los líderes husitas para convertirse en el jefe de la red clandestina de sabotaje, por lo que habrá de pasar calamidades sin cuento. Reynevan busca también por toda la región a su perdido amor, Nicoletta, quien, puede ser, ha sido recluida por su padre.

La violencia de la guerra golpeará a Reynevan una y otra vez, destruyendo poco a poco sus sueños y sus convicciones. En un peligroso juego de espías, Reynevan cumplirá su venganza, ayudará a sus amigos y combatirá a brujos y malvadas criaturas hasta que la vida le imponga una dolorosa elección entre la causa a la que sirve y el amor que le impulsa.

Trilogía de las Guerras Husitas:
2. Los guerreros de Dios
3. Lux perpetua

Encontré este libro por casualidad en una librería de Segovia. No tenía ni idea de que ya había salido en español el segundo volumen de las Guerras Husitas, y no dudé en comprarlo. Acabé todo mi dinero del mes, incluso la chatarra, pero valió mucho la pena.

Me ha parecido mejor que el anterior en muchos aspectos. El principal: el ritmo. Continuamente pasan cosas, y no hay ni un momento de respiro. Cuando no les persiguen tienen que escapar de una mazmorra, o planear el asedio a una ciudad. Una vez que nos atrapa ya no hay manera de escapar, pues siempre quedan cabos abiertos que provocan que se quiera seguir leyendo. Consigue introducir al lector en la trama de una manera fascinante, hasta el punto de olvidarse de que está leyendo. Muchas veces parecía que lo estaba viendo como una película en mi cabeza.

La ambientación es perfecta. Se respira Edad Media en cada página. Cada palabra parece estar cuidadosamente elegida para contribuir a esta. Me ha parecido incluso mejor que la del primer libro, que ya era muy buena. Comenzamos, también, a entrever mejor cómo funciona la magia en ese mundo, y me ha parecido de lo más adecuado. Funciona tal y como se entendía en esos años, y hay frecuentes referencias a libros de brujería reales de ese periodo, y a otros que no lo son, pero como si lo fueran. Y es realmente fascinante la manera que tiene de introducir anacronismos de forma sistemática pero mantener el carácter medieval. Me quito el sombrero ante este hombre. 

Los personajes evolucionan bastante más que en la primera parte. Empezando por Reynevan, el protagonista. Me ha gustado mucho más. Está más cínico, más comprometido con la causa y no tanto con sus propios problemas y más creíble en general. Evoluciona de forma casi imperceptible, mediante pequeños cambios. No es hasta terminar el libro cuando uno descubre que el Reynevan del final no es el mismo que el del principio. Pero no es el único. Sansón Mieles y Scharley no se quedan atrás. El segundo es algo más estático, pero el cambio de Sansón me parece de lo más acertado. Creo que se va a convertir en uno de mis personajes favoritos.

Los diálogos mantienen el sarcasmo continuo. No pone ningún diálogo al azar, todos están por algo, y no es para distraernos charla banal. Es literalmente imposible predecir qué va a contestar un personaje, pues muchas veces suelta una respuesta inesperada. No es un libro de humor propiamente dicho, pero he soltado unas buenas carcajadas con él, desde luego.

Los nombres de personajes y lugares siguen siendo tan raros como en el libro anterior. Esta vez, sin embargo, me ha resultado más fácil aprenderme el nombre de los personajes, en parte porque hay menos, y los que hay se encuentran más a menudo y en parte porque puede que me haya fijado más. Es importantísimo en estos libros pararse un momento a fijarse bien en un nombre y crear una pronunciación mental, para al menos, poder reconocerlo.

Hay algunas escenas y descripciones de una violencia desmedida. A lo mejor no es mucho para otros acostumbrados al terror, pero para mí, oh, dama inocente, ha habido partes tan cruentas que me han hecho poner caras leyendo. Si hay algún alma cándida como la mía allá en el mundo, avisada está.

Conclusión: Bestial
Lo mejor: Respira medievo por los cuatro costados.
Lo peor: A veces es demasiado cruento

Nota:


No hay comentarios:

Publicar un comentario