expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

sábado, 30 de abril de 2016

Reseña: Mort, de Terry Pratchett

En esta entrega de la hilarante saga del Mundodisco la Muerte decide tomarse unas vacaciones. Para irse tranquila contrata como aprendiz a Mortimer, un joven soñador y despistado encargado de recoger las almas en su ausencia. Pero Mort no está demasiado capacitado para su trabajo y en una de sus primeras misiones, en lugar de redoger el alma de una joven princesa a punto de ser asesinada, recoge la de su asesino. Su decisión genera una paradoja en la línea del Destino que amenaza con colapsar el universo. Mientras, la Muerte se dedica a jugar a los dados y a filosofar por los bares del Mundodisco...








Ya era hora de cambiar un poco de aires, y esto era justo lo que necesitaba. Esta novela es bastante distinta a las anteriores: no tiene lugar en Ankh-Morpok, al menos, no la parte más importante, y tampoco gira alrededor de los magos y su Universidad Invisible. Tampoco involucra a los seres de las Dimensiones Mazmorra, lo que agradezco profundamente. Creo que este sería uno de los libros ideales para comenzar a leer la saga. Y, por ahora, mi novela favorita del Mundodisco.

Los personajes son bastante diferentes a lo que nos tenía acostumbrados, incluso en el disparatado universo de esta saga. Para empezar, uno de los personajes protagonistas no es otro que la Muerte. Y qué Muerte. Ya la habíamos visto en otros libros, pero solo de pasada, y ahora toca conocerla algo mejor. Es un personaje fantástico, y lo mejor es que no concuerda con la idea de la Muerte que todo el mundo tiene en la cabeza, lo que acentúa el aura de disparate que lo rodea. Me ha gustado bastante la forma del autor de representar su voz, haciendo que hable en mayúsculas. Parece que en la voz mental suena más ominoso, y por eso lo que dice es mucho más gracioso. Cuando muera, quiero que esta Muerte me recoja.

El resto de personajes están muy bien, pero es cierto que no brillan tanto. El protagonista absluto, Mort, me ha sorprendido y para bien. Es un personaje redondo que, aunque evoluciona de la forma que lo hacen todos los héroes habidos y por haber, llega a sorprender.  
No es una novela muy poblada, pero todos los personajes que aparecen tienen un peso importante en la trama, incluso el mayordomo al que nadie hace caso. Desde la princesa salvada hasta la hija de la Muerte, pasando por un mago de poca monta, todos están bastante bien desarrollados a pesar de que muchos se basan en clichés. Me encanta ver cómo este autor los reinventa y parodia constantemente.

La historia es un soplo de aire fresco en esta saga. Sí, hay otra amenaza de fin del mundo, pero no es tan seria ni se toma tan mal como en libros anteriores, aunque ya se tomaba medio en broma medio en serio. Además, el efecto del "fin del mundo" es un poco difuso, pues ni siquiera los personajes más expertos saben exactamente lo que va a pasar. A veces dan ganas de que los personajes fracasen simplemente para ver qué ocurre. Y lo mejor es que combina esta historia con fragmentos sueltos de la Muerte dando tumbos por el Mundodisco. Fantástico.

Al fin descubrimos un rincón nuevo del Mundodisco: el reino de la Muerte. No es muy grande, consiste en su casa y poco más, pero no deja de resultar de lo más curioso. Hay dos habitaciones en concreto que me parecieron muy interesantes. La primera es donde se alojan los relojes de arena que cuentan el tiempo restante de vida de los mortales y la segunda, la mejor, la sala de las biografías, donde se guardan libros que escriben la vida  de los vivos según ocurre y completamente pormenorizada, diálogos intrascendentes incluidos. Al final este libro deja con la intriga de si el destino está escrito de antemano o no, puesto que los relojes dicen una cosa y los libros, otra diferente.
El nombre del caballo infernal es maravilloso, le pega como anillo al dedo. Y tendréis que leer el libro para descubrirlo.

El final sorprende bastante, pues no se ve venir. Le deja a uno un poco perdido, pues ocurren muchas cosas a la vez, se tarda un buen rato en averiguar qué ha ocurrido y ni esa explicación parece cuadrar. La relación amorosa que aparece se fragua con un realismo que pocas veces he visto en fantasía más seria. Me ha gustado el hecho de que ninguna de las partes sea precisamente un icono de belleza, la acerca más, si cabe.
Si tengo que decir algo malo es que es un poco simple, y que el humor ya no parece tan fresco como en libros anteriores. 

Conclusión: Mi libro del Mundodisco favorito hasta la fecha
Lo mejor: El personaje de la Muerte es simplemente genial
Lo peor: Demasiadas referencias al mundo real para el humor


2 comentarios:

  1. Es el tercero de Mundodisco que he leído y el que más me ha gustado por el momento. Aunque el principio me pareció un poco lento, los episodios de la Muerte son muy graciosos y el PROBLEMA muy original. Para meterse en Mundodisco lo veo mucho mejor que El color de la magia, la verdad.

    Por cierto, te he nominado al Book Tag Premios Best Blog ^^ Si te interesa participar, tienes toda la información aquí: http://masqueveneno.blogspot.com/2016/05/book-tag-premios-best-blog.html

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El color de la magia me pareció bastante flojete. En general, la saga de Rincewind, por lo que recuerdo de anteriores lecturas, no me acaba de convencer.
      ¡Gracias por la nominación! Lo haré en cuanto pueda ^^

      Eliminar