expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

sábado, 28 de mayo de 2016

Reseña: La voz de las espadas, de Joe Abercrombie


El inquisidor Glokta, convertido en un cínico tullido tras su paso por las cárceles de los enemigos de la Unión, es ahora a su vez un eficaz torturador capaz de extraer cualquier información de un criminal o de quien decidan sus superiores...

El capitán Jezal dan Luthar no ha hecho en su vida nada más peligroso que desplumar a sus amigos jugando a las cartas y soñar con la gloria de vencer en el certamen de esgrima. Pero se está fraguando una guerra, y en los campos de batalla del Norte la lucha se rige por normas mucho más sangrientas...

 Logen Nuevededos, infame bárbaro de pasado sangriento, acaba de perder a sus amigos y está decidido a abandonar sus tierras y dirigirse al sur, pero los espíritus le advierten que le busca un Mago de los Viejos Tiempos...

Sus historias se entrelazan en una fantasía negra repleta de acción y personajes memorables.

Trilogía de la Primera Ley:
1. La voz de las espadas
2. Antes de que los cuelguen
3. El último argumento de los reyes

Leer a Abercrombie era uno de los propósitos de este año, junto con otros tantos que no sé si cumpliré o no, entre ellos, leer a Sanderson.  Lo compré en cuanto lo vi en la Casa del Libro, fue amor a primera vista.
Me ha pasado algo muy curioso, y es que me puse mala, literalmente, con fiebre y todo, cuando lo empecé y me curé al terminarlo. Concentrarme era tarea ardua, especialmente leyendo en inglés, pero creo que no ha influido en mi valoración de la novela.

Los personajes son buenísimos, especialmente los tres protagonistas mencionados en la sinopsis. Jezal es el típico noble fanfarrón y vago que se dedica a desplumar a sus amigos jugando a las cartas y que no considera más de una vez a alguien que, por méritos o clase social, esté en un nivel inferior. Es frívolo hasta decir basta, y la verdad es que sus intervenciones me encantaban. Confesaré que me encanta verlo pateado y humillado, cosa que pasa bastante a menudo, pero también me gusta ver cómo se vuelve a levantar y no se rinde, al menos mientras se amenace su honor.
Logen Nuevededos es un bárbaro, el más conocido y temido del Norte, que luchó en las filas del que ahora se corona Rey y que llegó a perder un dedo en batalla. En su tierra se desenvuelve como el mejor, pero es el vivo ejemplo de que hasta el más aguerrido y temible puede llegar a ser vulnerable e incluso gracioso en un entorno desconocido.
Y, por último, Glokta, mi favorito sin lugar a dudas. Llegó a ser un gran espadachín en su tiempo, llegando incluso a ganar el Torneo de esgrima, pero las prisiones de Gurkhul no perdonan, y tras las torturas que sufrió allí se convirtió en un tullido incapaz ya de luchar. Para él cada día es un verdadero calvario, pues cosas tan simples como subir escaleras o incluso levantarse de la cama son tareas titánicas y muy dolorosas para él. Es, además, el único personaje cuyos pensamientos podemos "escuchar", o al menos con el que se utiliza este recurso más a menudo, y tienen un sarcasmo muy fino que me encanta. Además, es notable ver como lo que piensa las más de las veces no coincide con lo que dice o hace, y suelen ser cosas radicalmente opuestas.

El resto de personajes no se quedan atrás, ni en interés ni en definición. Desde el gran Mago Bayaz hasta la norteña Ardee, todos son muy interesantes y tienen un trasfondo conforme al que actúan. Es cierto que no siempre he sido capaz de empatizar con ellos, había un personaje que me ponía nerviosa con sus ganas continuas de matar a todo bicho viviente, pero conforme a su contexto se pueden llegar a entender sus acciones, y en especial sus errores.

No se llega a ver demasiado del mundo, pero lo poco que se percibe ya deja entrever que es enorme y muy, muy complejo. Ya para empezar tiene gran cantidad de pueblos y culturas completamente distintas. No se profundiza demasiado en ninguna, pero ya habrá tiempo en el resto de los libros de este mundo, que no son pocos. Me gusta su ambiente decadente, en el que la magia se extingue. En el Norte los espíritus mueren, Bayaz dice que "cada vez es más sabio y menos poderoso", y en la Unión ni siquiera se cree en un Dios.
Algo que sí que me ha faltado es el tema religioso. Solo se menciona que en el Sur tienen un dios no demasiado amable, pero no se sabe nada ni del Norte ni de la Unión, solo que estos últimos son ateos. Me ha faltado un poco el profundizar en sus creencias, porque algo tendrán que creer, supongo.

La trama comienza siendo algo confusa, porque los personajes aparecen cada uno en un rincón del mundo, pero terminan, muchos de ellos, reuniéndose en el mismo sitio. Al principio me perdía tratando de recordar quién era quién, en parte porque estando una enferma, ponerse a leer no es la mejor idea, pero antes de terminar las primeras cien páginas ya queda todo claro.

El estilo es magnífico, todas las leyendas eran ciertas. Tiene unas frases poéticas hasta decir basta que intercala con insultos de la más diversa índole. Es poético y es burdo. Y me encanta. Lo he leído en inglés, era más barato, así que no puedo hablar de la traducción. Eso se lo dejaré a otros.

Algo que no pararé de alabar de este libro es la forma de Abercrombie de describir el dolor. No dice simplemente "un dolor inhumano" que no provoca reacción ninguna en el lector. Especifica qué duele y cómo duele, así como la actitud del personaje ante el dolor. Y lo hace tan bien que consigue que también le duela al que está leyendo. He llegado a empatizar hasta con el inquisidor Glotka, para que os hagáis una idea. Y todo esto lo adereza con un humor ácido y sarcástico. Abercrombie es maravilloso.

Resumen: Quiero más Abercrombie

Lo mejor: Describe muy bien las sensaciones de los personajes, especialmente su sufrimiento
Lo peor: A veces las escenas de acción resultaban confusas

Nota:


4 comentarios:

  1. Lo leí hace tiempo y por motivos que no vienen al caso no pude continuar la trilogía, pero es tal como describes. Ferro también me gustó mucho como personaje. Hay gente que no soporta a Jezal y no sé por qué, a mí me pareció un personaje muy simpático al que nos gusta verlo sufrir.
    En castellano no está tan mal el precio, 12€ la tapa dura ;) Un saludo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ferro mola pero esa ansia de matar gente que tiene me ponía a veces de los nervios.
      Hala, pues no sabía que era tan barato. Yo lo vi en tapa dura y en mi cerebro sonó una alarma que gritaba "caro-caro-caro" xD

      Eliminar
    2. No, está muy bien la edición, yo tengo toda la trilogía así y el precio es más que asequible ^^ De hecho creo que es más barato en tapa dura que en rústica, pero por el tipo de papel.

      Eliminar
    3. Es tan innovador que invierte los papeles *ba dum tss*

      Eliminar