expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

sábado, 27 de agosto de 2016

Reseña: El último argumento de los reyes, de Joe Abercrombie

El rey de los hombres del Norte se mantiene y sólo hay un guerrero que le pueda detener. Su viejo amigo y su enemigo más antiguo: ha llegado la hora de que el Sanguinario vuelva a casa…

Glokta está librando una lucha secreta en la que nadie está seguro y nadie es de fiar. Y como sus días de guerrero están lejos, utiliza las armas que le quedan: chantaje, tortura…

Jezal dan Luthar ha decidido que la gloria es demasiado dolorosa y prefiere una vida sencilla con la mujer a la que ama. Pero el amor también puede ser doloroso y la gloria tiene la desagradable costumbre de aferrarse a un hombre cuando menos la desea…

El Rey de la Unión ha muerto, los campesinos se rebelan y los nobles luchan por su corona. Sólo el primero de los Magos tiene un plan para salvar el mundo, pero esta vez hay riesgos. Y no hay un riesgo más terrible que romper la Primera Ley…

El volumen que cierra la impresionante trilogía de una voz que ya es imprescindible en la fantasía moderna.

La Primera Ley:
1. La voz de las espadas
2. Antes de que los cuelguen
3. El último argumento de los reyes


Sí, me he terminado esta saga bastante rápido para lo que suelo tardar con las trilogías (y El ciclo de la Luna Roja da fe), pero cuando terminé Prince of Thorns no podía quedarme con esa crueldad descafeinada y decidí volver al maestro a pesar de que lo había leído hacía tan poco. No sabía cómo iba a terminar esta trilogía, que parecía imposible de rematar, y la forma de la que lo ha hecho me ha parecido del todo adecuada. 

El libro comienza con el número más alto de líneas distintas que ha aparecido hasta ahora en la Primera Ley. Se puede decir que cada personaje "punto de vista" (POV) tiene su propia línea independiente. Es cierto que todavía se pueden clasificar en dos grandes grupos, Adua y Angland, pero las historias de los personajes que están en cada sitio son muy distintas y muchas veces hasta independientes. 

No se puede hablar de evolución de personajes, no como en otros libros, pero aún así desde el principio hasta el final se descubren nuevos rasgos de cada uno que hacen que la opinión del lector acerca de ellos cambie de forma radical según avanza el libro. También es interesante ver cómo algunos personajes son el mundo para unos y son odiados a muerte por otros. Glokta es un gran amigo y apoyo para Ardee West pero la imagen del mal mismo para Jezal dan Luthar, por poner un ejemplo. Algunos personajes ocultan facetas de sí mismos cuando tratan con otros para parecer más amables o heroicos y muestran su lado oscuro cuando no les ven. Algunos que parecían trozos de pan en las anteriores entregas se muestran como los culpables de gran parte de los problemas de los que hacen llamar sus compañeros, o incluso de su muerte. 

El final es justo lo que le pega a esta trilogía. Es pesimista, mucho, aunque deja muchas tramas abiertas que permiten pasar un pequeño resquicio de luz. Algunos personajes consiguen lo que ansiaron durante toda su vida y descubren que no es ni mucho menos tan honorable y bonito como parecía en sus sueños, otros tratan de rehacer su vida para caer en los mismos errores del pasado, y otros muchos mueren por el camino. 
En este punto tengo que mencionar a Bayaz, el Primero de los Magos. En el primer libro me pareció hasta gracioso, era un mago inteligente, viejo y respondón, y, aunque había momentos en los que mostraba un poder terrible, no parecía una amenaza seria. En el segundo lo fui viendo algo más oscuro, más autoritario y con menos respeto por las opiniones y vidas ajenas. Pero en el tercero se muestra como un personaje simplemente escalofriante, todopoderoso, oscuro y autoritario de verdad, y no voy a revelar nada más porque esto hay que descubrirlo.

Sin embargo, en las escenas de acción me sigo perdiendo. No tanto cuando es combate singular como cuando es un grupo de gente contra otro. Sé quién pelea a quién, pero en la situación de los personajes y sus acciones llega un momento en el que ya no sé dónde están ni por qué. También aparecen un par de deus ex machina que, aunque se pagan más tarde, en el momento que se usan parecen más bien un escape de una situación imposible que algo planeado, como parecen intentar hacernos creer. Puede que en esto influya el carácter "borroso" de la magia, ya que nunca se explican sus reglas como tal.
El mundo es cruel, no tiene piedad, la gente muere de formas terribles o ridículas, y hay algo que no llega a cuadrar del todo con esto, y es que hay algunos personajes que parecen intocables. Reciben heridas casi mortales, o mortales del todo, tienen unos golpes de suerte que me hacen llevarme las manos a la cabeza, e incluso en el asedio más terrible parecen a salvo y tranquilos. No hace falta que mueran todos, pero que no se note tanto que no se quieren matar, que muchas de sus salvaciones parecen milagrosas.

Conclusión: Pesimista, deprimente y fantástico

Lo mejor: Lo humano de los personajes
Lo peor: Algunos parecen protegidos por un escudo anti-todo

Nota:

No hay comentarios:

Publicar un comentario