expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

sábado, 24 de septiembre de 2016

Reseña: Bodas de sangre, de Federico García Lorca


El tema de esta obra surgió a raiz de una noticia aparecida en prensa: dos amantes se fugan en la víspera de la boda de la mujer con otro hombre. García Lorca convierte la realidad en poesía. En su obra hay ansias de libertad, andalucismo, simbolismo y muerte, pero por encima de todo, poesía dramática. Bodas de sangre es, pues, una obra teatral donde las desgarradas pasiones de sus protagonistas se desatan ante la atenta mirada de la luna, personificación hermosa y terrible de la muerte.











Me gusta mucho leer clásicos, aunque este año no haya tenido tanta oportunidad como el año pasado, así que cuando vi que Cristina, del blog Ars Longa, Vita Brevis iba a organizar lecturas conjuntas de clásicos españoles para su TFG (más información aquí) no pude dejarlo pasar. 

Esta es una obra que todo el que haya pasado por ESO y Bachillerato conoce al dedillo. Nos cuentan cómo empieza, cómo termina, más o menos qué pasa en ella, los símbolos que trata... Y la mayoría de nosotros no la ha leído aún. Parece que tiene una aura de "misticismo intocable" que hace que se respete pero que todo el mundo tema leerla.

Lo que más destaca sin duda es la enorme carga emotiva que tiene. Es impresionante la cantidad de emociones que caben en un libro tan corto, y esto es solo el texto. Cada palabra, cada poesía, cada acotación está medida al milímetro, no hay nada banal. Es uno de esos libros que se terminan con la respiración agitada y los ojos empañados en lágrimas, que le dejan a uno con sensación de vacío. Si el texto es así, una buena representación tiene que ser otro nivel. 
El final es cierto que apenas sorprende. Todos lo conocemos, y si no, hay pistas por toda la obra que lo presagian. Y a pesar de ello no le quita emotividad ni interés, muy al contrario, los acrecienta.

El lenguaje que utiliza parece sacado directamente del hablar popular, pero está plagado de símbolos, especialmente hacia el tercer acto. No hacen la lectura más difícil, ya que para entender la historia no hace falta que se conozcan todos, pero sí es cierto que detectarlos y sacar su significado le da muchísima más profundidad.
Los diálogos suenan naturales, y, por sorprendente que parezca, las canciones y poemas no parecen fuera de lugar. Estas últimas parecen incluir un carácter casi mágico, pues parece que todos tienen la premonición de que va a ocurrir algo terrible mientras los protagonistas no saben nada.

Algo que me ha encantado es el modo de reflejar las costumbres populares sin centrarse en lo idílico, y más bien en lo opresivo que puede llegar a ser vivir en un pueblo donde todos se conocen. También muestra la evidente desigualdad en los matrimonios de la época, en los que la mujer debía quedarse en casa cuidando de los hijos mientras que el marido podía salir y hacer lo que quisiera, como se ve con Leonardo y su Mujer. Lo más sorprendente es cómo son las mismas mujeres las que perpetúan esto, como se ve en el parlamento de la Madre al Novio:

Con tu mujer procura estar cariñoso, y si la notas infautada o arisca, hazle una caricia que le produzca un poco de daño, un abrazo fuerte, un mordisco y luego un beso suave. Que ella no pueda disgustarse, pero que sienta que tú eres el macho, el amo, el que mandas. Así aprendí de tu padre. Y como no lo tienes, tengo que ser yo la que te enseñe estas fortalezas.


Los personajes estaban a medio camino entre lo humano y lo prototípico. Ni siquiera sabría decir si evolucionan a lo largo de la historia. Tampoco son personajes con los que uno se pueda identificar (al menos, no uno de esta época), pero se pueden llegar más o menos a comprender.
Esto es algo que todo el mundo dice, pero llama mucho la atención que solo Leonardo tenga nombre. El resto son el Novio, la Novia, la Madre, el Padre... Y nunca necesitan nombres. Es irónico que no sea Leonardo el más trabajado, esa es la Madre sin duda, aunque sí el más misterioso.
Y antes de pasar, una acotación que me ha sorprendido bastante:

Desaparece entre los troncos, y vuelve la escena a su luz oscura. Sale una anciana cubierta por tenues paños verdeoscuro. Lleva los pies descalzos. Apenas si se le verá el rostro. Este personaje no figura en el reparto.


Eso sí, leer teatro no es lo mismo que leer novela. Es más difícil imaginar los personajes y hay veces que no es tan fácil distinguir qué está pasando. También puede ocurrir que parezca que la historia va demasiado rápido, pero queda bastante que una obra de teatro (pensada para ser representada) no se puede permitir cuatrocientas páginas de desarrollo.

Conclusión: Casi lamento haber terminado tan rápido

Lo mejor: Las emociones que impregnan todo el texto
Lo peor: Leer teatro es un poco raro si uno no está acostumbrado

Nota:


2 comentarios:

  1. ¡Hola! Ai, me alegra que te haya gustado tanto *-*

    La verdad es que yo nunca he dado Lorca, ni en la ESO, ni en Bachiller ni en la Universidad. Y estoy haciendo Lengua y Literatura españolas, imagina. Los alumnos le pedimos a los profes una vez que hablásemos de Lorca e hicieron oídos sordos -.-

    En cuanto a la obra, aún no me la he terminado T.T Aunque solo me queda un acto y ya se masca la tragedia. Lo que más me gusta es el ver los símbolos que hay y saber qué significan <3 El cuchillo, las flores, el agua...

    Me encantaría poder ver Bodas de sangre en el teatro. Aunque hay algunas representaciones en Youtube, no debe ser lo mismo verlo en directo, sentir la nana que le cantan al niño o los lamentos de la Novia cuando ve a Leonardo el día de su boda *-* Aunque sin duda lo mejor debe ser la Madre, me encanta ese personaje. Pero la Esposa es quien más pena me da, porque desde el principio sabe lo de Leonardo pero no puede hacer nada por evitarlo ;A;

    En fin, no me alargo más. ¡Besos!

    PD: He linkeado esta reseña en el blog de la LEC, espero que no te moleste ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que una vez en segundo de ESO vi una representación en Youtube, pero no me acuerdo de nada. Tras esta lectura he visto la Novia, y es bastante mejor que eso, aunque no se acerca a una representación en vivo (voy a estar mucho más puesta en los teatros de Madrid ahora).

      ¡Muchas gracias, nos leemos!

      Eliminar