expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

sábado, 5 de noviembre de 2016

Reseña: Tu nombre después de la lluvia, de Victoria Álvarez

Érase una vez en Irlanda...

Corren los primeros días de enero de 1903 y el profesor Quills, un hombre sabio y triste, vuelve a su casa de Oxford después de asistir a unas conferencias en Londres; Oliver Saunders, joven y tímido, trabaja en su pequeño cuarto de Balliol College, rodeado de diccionarios y novelas góticas; Lionel Lennox, amante de la buena vida y de las faldas ligeras, está en Egipto, a punto de profanar la tumba de una princesa para llevarse una joya de inestimable valor.

Poco tienen en común los tres amigos, excepto el interés por las nuevas ciencias que exploran el mundo del más allá, y muy pronto sus ganas de saber los llevarán a Irlanda, una tierra plagada de leyendas, donde las piedras tienen una historia que contar y el sonido de la lluvia se confunde con el llanto de las mujeres.



Ciclo Dreaming Spires
1. Tu nombre después de la lluvia
2. Contra la fuerza del viento
3. El sabor de tus heridas

Descubrí este libro a principios de este año. La historia de cómo lo conocía es graciosa, porque en un principio (muy al principio) creía que la autora era de habla inglesa y que trataba de un romance con trasfondo histórico. Después descubrí que además había una banshee involucrada, y eso sumado a que está ambientada a principios del siglo XX en Irlanda me terminó de convencer para leer este libro. Y al fin lo he conseguido.

Si hay algo que hay que destacar por encima de todo es la ambientación. Está conseguida hasta el punto de sentir el olor a lluvia,  el frío, el sonido de las olas al romper con los acantilados. Me encanta porque huye de los clichés que se asocian a Irlanda y nos muestra lo que en esa época era: un lugar pobre, atrasado, anclado en glorias pasadas. Todos los detalles están calculados y no se deja nada por especificar: puede contar todos los pormenores de un juicio y transcribir el gaélico a la perfección, de forma que cuenta poco y muestra mucho, y eso es genial. La documentación ha tenido que ser bestial si consigue trasladarnos a su mundo con tanta exactitud.

La historia no es para nada lo que me esperaba. De todas las hipótesis que se formaron en mi cabeza al leer la sinopsis ninguna incluía una historia de fantasmas y fenómenos paranormales, y tampoco pensé que, en efecto, fuera fantasía. Ha sido una muy grata sorpresa.
La primera mitad es bastante lenta y en ella se presentan los personajes, conflictos y demás, pero la segunda es un no parar de misterio y emociones. Ahí es donde se ve que toda la introducción de la primera parte era necesaria, como ha sabido construir la tensión. Me gusta cómo no solo se centra en la banshee, sino en todo lo que esta provoca en el pueblo, sus habitantes y, por supuesto, sus dueños e incluso más allá.

También hay amor, de amigos y de pareja. Como tal hay dos relaciones y son la cosa más adorable del mundo. Consigue que no queden forzadas y que el lector llegue a involucrarse y a pedir a gritos que, por favor, esos dos acaben juntos. Son relaciones bastante ideales, todo hay que decirlo, y a veces (en una de ellas) se pasan de azúcar, pero me han gustado de todas formas.

Podría decirse que el centro son los personajes, pero aquí hay que incluir algo que no es tan positivo. No es que sean planos ni que estén mal construidos, solo que les ha faltado algo. Los protagonistas parten de arquetipos: el científico, Quills, el mujeriego, Lionel, y el romántico, Oliver, y no parecen salirse demasiado de esos moldes. A lo mejor Quills es el más humano, porque se descubren ciertos sucesos que le dan algo de profundidad, pero los otros dos me han sabido a poco. Los secundarios son algo más creíbles, pues no parten de estos modelos, pero aún así les falta un algo, una chispa, para que consiga creérmelos del todo. Sin embargo, no por ello es imposible empatizar con ellos o preocuparse, y lo dice alguien que estuvo pegada a las páginas con el corazón en la garganta esperando ansiosa al desenlace.
Algo a destacar es que muchos personajes son "buenos" o "malos". Fue algo que me molestó durante la mayor parte del libro, aunque al final se revela que los que parecían buenos en realidad eran seres sin escrúpulos y los que parecían crueles no eran tan malvados como parecía. No os dejéis llevar por las apariencias, niños.
Y la revelación que hay sobre la señorita Stirling me dejó descolocada del todo. Si eso no es motivo para leer, no sé qué será.

Conclusión: Irlanda, banshees y principios del XX, ¿se puede pedir más?

Lo mejor: Incluir fantasía ahí es algo arriesgado y ha quedado muy, muy bien.
Lo peor: A los personajes les falta un poco de profundidad.

Nota:


No hay comentarios:

Publicar un comentario