expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

sábado, 10 de diciembre de 2016

Reseña: Contra la fuerza del viento, de Victoria Álvarez

Inglaterra, 1905. Han pasado unos años desde los acontecimientos narrados en Tu nombre después de la lluvia y la vida ha sido generosa con el equipo del periódico Dreaming Spires. Nada parece poder perturbar su tranquilidad, pero a finales de mayo los tres amigos reciben la visita de la bella y misteriosa señorita Stirling, que luce sus mejores galas y acude a la ciudad con una tentadora oferta para ellos.

 Alexander, Lionel y Oliver, acompañados por la excéntrica Veronica, acceden a acompañarla a una aldea cercana a Nueva Orleans para descubrir qué hay de cierto en la leyenda alrededor del Perséfone, un bergantín hundido misteriosamente en el río Mississippi en 1862. Nada queda del barco, y al principio la gente del pueblo parece poco dispuesta a recordar el pasado, pero al cabo de unos días sabremos mucho más del trágico destino de sus marineros, y cabe que incluso se revele la verdadera historia de la señorita Stirling...


Ciclo Dreaming Spires
1. Tu nombre después de la lluvia
2. Contra la fuerza del viento
3. El sabor de tus heridas

Me compré este libro en la Feria del Libro de Madrid. Quería la primera parte para que la firmara la autora y tal, pero se había agotado. Como no iba a quedarme sin firma, compré este y luego fui a por Tu nombre después de la lluvia. 
La historia de este volumen no me atraía tanto como la del primero (Irlanda me gusta mucho más que América, qué le vamos a hacer) pero tenía ganas de ver qué sucedía con los personajes. Me ha gustado un poco menos que el anterior, en general, pero tampoco ha sido terrible. 

La ambientación sigue siendo tan buena como en el primer libro. Es cierto que Nueva Orleans no me inspira tanto como Irlanda, y desde luego, no llegaba igual de predispuesta, pero se nota la dedicación que le ha puesto la autora. Se nota el olor de los pantanos, se oye el crepitar de las llamas, he llegado a sentir frío en algún momento. Me encanta cómo consigue transmitir no solo el aspecto visible de los escenarios, sino todos los aspectos de cada lugar para trasladar allí al lector de una manera espectacular. También es genial cómo consigue caracterizar a los personajes que están allí de forma creíble, que se note que son de allí y saben muchas más cosas que los protagonistas, extranjeros. 

Los personajes son algo más humanos, pero todavía les falta algo. El grupo de protagonistas es algo más amplio que en el libro anterior, y me gusta cómo hace que a todos ellos les pasen cosas de más o menos la misma magnitud sin que se vea que uno u otro tiene preeminencia sobre los demás. Es cierto que los Quills, tanto Alexander como Veronica, se han quedado un poco atrás, pero no por ello se hacen invisibles o dejan de tener importancia. 
Me ha gustado en especial la señorita Stirling, que es mucho más creíble que en el libro anterior. Ya se ve que sí puede desarrollar sentimientos y que bajo sus encajes hay una persona de carne y hueso. 

La historia es más compleja, pues en esta se separan tanto los personajes que cada uno casi da para su propia subtrama. Por una parte tenemos la investigación y lo que viene con ella, por otra, lo que ocurrió con el  Perséfone  y las personas cercanas a él, por otra, un romance y por último, un huérfano encontrando a su familia. Con tantas tramas sucediendo a la vez uno podría pensarse que hay un riesgo alto de perderse, pero no. En todo momento se sabe qué ocurre con cada personaje y no hay confusión posible. Además, cada uno tiene una voz bastante diferenciada, con lo que incluso si el lector se despista un momento puede volver a encontrarse rápido.

Hay que destacar, eso sí, la cantidad de drama que tiene esta historia, y no solo por lo ocurrido con el Perséfone, que ya es trágico de por sí. Se descubre el pasado de dos personajes y es algo tan terrible que casi parece un melodrama. Además, al final hay otro suceso terrible que parece escrito con saña. No me parece mal que haya drama en los libros, pero aquí me parece que se le ha ido un poco la mano.

Eso sí, el misterio final me ha dejado boquiabierta y ojiplática.

Resumen: Misterio, amor y lágrimas

Lo mejor: La ambientación es maravillosa
Lo peor: ¿Quieres drama? ¡Toma dos tazas!

Nota:

¿Y vosotros? ¿Lo habéis leído? ¿Tenéis pensado hacerlo? Contádmelo en los comentarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario