expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

domingo, 5 de febrero de 2017

Reseña: Cuentos de Terramar, de Ursula K LeGuin

Los cuentos de este libro, tal como Ursula Le Guin escribe en su prefacio, exploran o extienden el mundo establecido por sus primeras cuatro novelas en Terramar. Sin embargo, cada historia es independiente de las otras.
El Descubridor, una novela que transcurre unos cuantos cientos de años antes de Un mago en Terramar, presenta un Archipiélago oscuro y turbulento, y revela cómo se creó la Escuela de Roke.
Los Huesos de la Tierra tiene como protagonistas a los magos que le enseñaron al primer maestro de Ged, y demuestra cómo la humildad, si es lo suficientemente grande, puede refrenar un terremoto.
Rosaoscura y Diamante es la encantadora historia de un noviazgo juvenil, y muestra que a veces los magos pueden dedicarse a carreras alternativas.
En el Gran Pantano, de la breve pero accidentada época de Ged como Archimago de Terramar, habla del amor del poder y del poder del amor.
Dragónvolador muestra cómo una mujer, lo suficientemente decidida, puede romper el techo de cristal del reino masculino de la magia. Tiene lugar poco tiempo después de la última novela en Terramar, y también proporciona un puente -un puente de dragón- hasta la próxima novela en Terramar: En el otro viento.

Ciclo de Terramar
1. Un mago de Terramar
2. Las tumbas de Atuan
3. La costa más lejana
4. Tehanu
5. Cuentos de Terramar
6. En el otro viento

Desde que empecé el ciclo de Terramar supe que eran unos libros a los que podía volver para encontrar historias tiernas y bien hiladas, personajes maravillosos y tramas originales. Al terminar un libro largo volver aquí era como un soplo de aire fresco. Parecía que cada tomo iba a ser mejor que el anterior. Pero este no fue lo que esperaba. 

Puede ser que haya cogido demasiado cariño a personajes como Ged y Tenar y que me decepcionara por no verlos aparecer. Es posible que mi mente cuadriculada no acepte no ver a Ged cuando espera encontrárselo. A igual es el mejor libro de la saga pero no he sido capaz de disfrutarlo. No lo niego.

Las historias, en general, me han parecido bastante olvidables. Sí, el estilo era maravilloso. Sí, los personajes estaban bien construidos, también. Pero faltaba algo, no parecía que con las historias quisiera decir nada. No es que pretendiera que tuvieran un mensaje tan claro como en el resto de entregas de la saga, pero es que yo no veía ninguno. No lograba discernir a dónde quería llegar exactamente con esos cuentos. 

El Descubridor, directamente, me pareció aburrido. No llegué a empatizar con el personaje. Ni siquiera a comprenderlo. No llegué a preocuparme por él, y por tanto, lo único que sentí por esa historia fue la más absoluta indiferencia. 
Con Los huesos de la Tierra y El gran pantano me pasó algo parecido. La historia pasó por mis ojos, llegó al cerebro, pero no pareció encontrar asiento allí. Recuerdo un poco los personajes, pero no me llegué en ningún momento a preocuparme de verdad por ellos. Me hicieron cuestionarme si de verdad me gustaba Terramar. 

Rosaoscura y Diamante fue una considerable mejoría. No llegué a adorarlo de verdad, pero fue una lectura muy tierna. Diamante me gustó como personaje, y, aunque yo no estaba de acuerdo con muchos de sus actos, lograba al menos comprenderlos. Además, es músico, y muy mal tienen que estar construidos esos personajes para que no me gusten. Y, seamos realistas, las historias de amor de LeGuin son una maravilla. 

Por último, Dragonvolador (me gusta mucho más el título original, Dragonfly) ha llegado a casi recuperar el nivel de otras partes de la saga. El personaje principal me encantó, como me encantaron las reflexiones de la autora de por qué las mujeres no pueden ser magas. También cómo juega con los intereses de los personajes, cómo ha conseguido hacerlos tan humanos. Los magos que quieren seguir con sus anticuadas leyes en la academia de Roke, los que solo quieren inclumplirlas porque sí, los que consideran justo cambiarlas... Y cómo reacciona la propia Dragonfly a todo esto. Sigue el espíritu de Tehanu aunque no se repita ningún personaje, y el final me dejó con la boca abierta. Si En el otro viento sigue su estela lo consideraré un gran desenlace para la saga.


Conclusión: Me he decepcionado un poquito

Lo mejor: Dragonfly y Darkrose and Diamond. Imprescindibles.
Lo peor: Algunos relatos me han dejado bastante indiferente

Nota:


No hay comentarios:

Publicar un comentario