expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

domingo, 30 de abril de 2017

Reseña: Hierro fatuo, de Ana Katzen

Últimamente circula por ahí un rumor. Se dice que hay un ladrón que no solo es capaz de abrir cerraduras de cuanto palacio le plazca, sino también portales al éter en el que flotan los mundos. Cualquiera con tal habilidad podría ganarse la vida vendiendo tesoros de incalculable valor, pero él tiene otros planes. Está obsesionado con una sustancia que solo se cultiva dentro de los niños y que podría ser el detonante de una guerra entre el hombre común y el hechicero. Se hace llamar Kurai, el traficante de hierro fatuo.










Los moradores del cielo
1. Cazador y presa
2. Hierro fatuo
3. ¿?

Leí el primer libro para el #LeoAutorasOctubre y desde entonces ardía en deseos de leer la segunda parte. El mundo que presentaba era muy original, y los personajes eran fantásticos. Fue todo un descubrimiento.
Una pena que todo ello se haya gastado en un libro de paso. 

El libro no es malo, y de hecho se disfruta bastante bien, pero la sensación general es esa: es un libro de paso. La historia no parece presentar un conflicto de verdad y es más un preludio a algo que, parece, llegará en la tercera entrega de la saga. 

El principal problema que tuve fueron las referencias a eventos del primer libro. Me lo leí hace seis meses, pero hay lagunas, en especial en los aspectos más técnicos y con más nombres raros. Sí, me acuerdo más o menos de la trama, pero no de los detalles. Y esos son justo los que dan por sabidos en esta entrega. Me ha costado más de un 50% del libro conseguir entender lo que ocurría. Con algunos pequeños recordatorios se habría solucionado con facilidad.

El mundo sigue siendo tan brillante como en los anteriores. Me gusta que no vayan a por malvados hechiceros, sino a por comerciantes, que no investiguen en estudios de magia arcana sino en laboratorios, y que aún así se mantenga el aura mística. Cada vez me gusta más la fantasía tecnológica. 
La forma de presentar los elementos nuevos es bastante correcta. Aún hay párrafos y párrafos llenos de nombres extraños e imposibles de retener, pero en general muestra bastante. Sin embargo, parece que algunos personajes están hechos expresamente para la exposición, como es el caso de Selene, que solo habla y habla sin parar. 

Los personajes no han cambiado demasiado. Me caen un poco peor, en general. Sarket está más salido que el pico de una plancha, como si la autora quisiera exagerar al típico chico adolescente que pasa de todo y solo se preocupa del sexo. Selene es la heroína o la damisela en apuros según interese, además de ser la que (casi) todo lo sabe y todo lo conoce. Enor es "la borde". Estos tres se van volviendo cada vez más planos, cada vez más simples. Al menos al final remontan un poco y parecen crecer algo.

Aparece un personaje nuevo, Ysael, una inmortal, que sí parece tener más interés. Es ese tipo de personaje en el que confías pero sabes que te acabará apuñalando por la espalda. Me encantó su personalidad y esa situación de ambigüedad moral.
Lo que no me ha gustado tanto de este personaje ha sido su interés amoroso. Está enamorada de Enor, lo que le hace lesbiana o bisexual, y no se molesta en disimularlo. No tengo problema con los personajes que se enamoran de otros de su mismo sexo, pero no me ha gustado nada la forma de representarlo. Cuando se muestra su amor por Enor se ve como algo repugnante, algo malo, pues esa es la percepción de todos los demás personajes. Es como la figura del baboso cambiada de género. Que el único personaje de ese tipo en el libro sea así no es que deje a la comunidad en buen lugar, precisamente.
También tiene su trasfondo dramático en el que se incluye, como no, una violación.

Hay un capítulo al final específico para el trasfondo de Enor. Aparece de repente y sin ninguna justificación aparente, lo que ya de entrada hizo que de repente perdiera el norte. Y encima, se ve que la mujer con fuerza física, la que sabe manejar armas y que protege a todos los demás fue una especie de esclava de un hombre que abusaba sexualmente de ella en su juventud. Encima, es la que trata al protagonista masculino con la punta del pie, y si eso. Con lo que prometía este personaje y en lo que se ha convertido.

Resumen: Libro de paso estándar

Lo mejor: El mundo sigue siendo tan chulo como antes
Lo peor: Las violaciones como trasfondo dramático para los personajes femeninos

Nota:

No hay comentarios:

Publicar un comentario